Metal pesado: A 10 años del derrumbe de la San José

¿Se acuerdan de las funciones de Cinemark? ¿Hace unos 500 mil años atrás? Al menos en mi mente permanece fresco el instante cuando se apagaban las luces, sacaba las palomitas y miraba a Segurito y el Gato Joe, señalando la luminosa salida de emergencia. Estaba todo preparado para el desastre mientras yacía reclinado en mi butaca!  Pues bien, ese nivel de detalle no siempre es contemplado en uno de los rubros más peligrosos del país. “La mina crujía constantemente, no paraba de avisarnos” refería Jorge Galleguillos, uno de los 33 sobrevivientes de lo que él llama “El Matadero San José”. No había ruta de escape! Toneladas de sedimentos cayeron y los encerraron durante 69 días hasta que los “rescató Piñera”. El mismo Presidente de los megaempresarios  calificó sus condiciones laborales como inseguras e inhumanas. Antes del mismo desastre eran tantos los accidentes (muertes incluidas) que la minera tenía que cotizar a la ACHS de “Segurito” casi el doble de lo que pagaban otras mineras! ¿Nadie lo vió venir o el dedo en el ojo era demasiado grande?

Después de los perjuicios legales, económicos y mediáticos que afectaron a San José ¿Habrán tomado nota los demás gigantes del metal sobre la importancia de cuidar a sus trabajadores? La respuesta creo que no los sorprenderá.  Mientras  el cobre tuvo su mejor trimestre de los últimos 11 años en la bolsa de metales de Londres, las comunas de Antofagasta, Calama y Rancagua lideraron las tasas de contagio (fuera de la capital) por  Covid-19 en julio .  El aeropuerto de Antofagasta continúa trayendo miles de trabajadores de regiones para reemplazar a los contagiados, mientras sigue muriendo gente. En este siniestro aniversario, ¿Estará dispuesto nuestro gobierno a tomar cartas en el asunto? Porque existe un auténtico infierno subterráneo. Ahí mismo donde Baldomero Lillo, perspicaz lotino, afirmaba que vivían “aquellas odiosas desigualdades humanas que condenaban a los pobres, al mayor número, a sudar sangre para mantener el fausto de la inútil existencia de unos pocos!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s