Chile, la ciudadela en llamas

Spoiler alert: En este artículo hago referencia a un episodio de la tercera temporada de Rick y Morty, por lo cual aquellos que se lo perdieron o más aun… nunca han visto la serie (shame!) ya están advertidos.
Wubalubadubdub. ¿Qué pasa terrícolas? Volvieron! Después de más de 2 años combatiendo la nostalgia, esbozando y compartiendo teorías descabelladas sobre aquel multiverso de alienígenas y alienados,regresan Rick y Morty este 10 de noviembre para reconfortarnos y fascinarnos con todos tipo de zany wacky personajes y aventuras que bien le valieron un Emmy a la mejor caricatura animada.
Hoy me referiré a un solo episodio. Probablemente el mejor de toda la serie, el cual es un espejo de la realidad, de este convulsionado escenario en Latinoamérica. Aquí en Chile , con la represion, saqueos, violencia que veo en RRSS y la TV me dan ganas de conseguir una pistola de portal para cambiarme a otra línea de tiempo. Luego recuerdo, que lo mejor es aprovechar la oportunidad de asumir un rol en el actual cartoon, el discurso sociopolítico imperante. Sí. Caminar por las calles de mi querido Concepción me recuerda mucho Cuentos de la Ciudadela , obra maestra de la serie animada, la típica distopia De Huxley, de Orwell, ahora revisada por Harmon y Roiland.
critica-rick-morty-03x07-historias-ciudadela
Cuando el ministro de Economía te dice que debes levantarte una hora más temprano, a fin de ahorrarte la tarifa del metro.
No es una exageración, todos los días veo tanta gente que sufre, tantos desventurados individuos experimentando sus propias dimensiones paralelas, tan nefastas como persistentes en los mismos personajes oprimidos una y otra vez. La gran paradoja de una sociedad altamente avanzada cuyos gobernantes parecieran residir en en el espacio exterior. Poseemos un espléndido desarrollo tecnológico, comercial y académico (este último es debatible), pero a expensas de una constante tensión social que no ha sabido manejar la clase política. Una lástima.
La historia de la Ciudadela tiene matices familiares. Un viejo gobierno autoritario, el “Concejo de los Ricks” , después de un abrupto combate contra la Federación Galáctica pierde a gran parte de su población, incluyendo a varios de sus líderes; pasa por una leve transición hacia la democracia. Se organizan votaciones forzadas en  la cual se distribuyen automáticamente candidatos títere, hechos a la medida de los auténticos amos de la Ciudadela: Una élite de herederos de fortunas, jeques, empresarios, e intelectualoides que tratan de forzar un nuevo pacto que le permita perpetuarse en el tiempo.
kMwWlUk
Observador del INDH antes, durante y después de la crisis
 
Sin embargo, las reglas del juego han cambiado. Al shock físico y psicológico de la guerra le siguen progresivas manifestaciones de un profundo descontento social.
Los grupos que se alzan en contra del gobierno son (paradójicamente) la mayoría de los Ricks (una suerte de clase media, decepcionada por las injusticias salariales, explotación laboral y falta de meritocracia) y los Mortys (considerada una casta inferior, la clase más vulnerable, que vive en el narcotráfico y la delincuencia armada en ghettos donde la ley raramente llega).
rick-and-morty-ricks-ranked-rick-d-sanchez-III
Sueño de Piñera, en el cual interpreta a Willy Wonka y comanda las fuerzas armadas al mismo tiempo
 
Es la narrativa chilena de los últimos 40 años. Somos la Ciudadela que se desmorona, donde nuestros supuestos representantes siguen copiando, malabareando y escupiendo leyes dentro de cuatro paredes con los oídos tapados y de espaldas a la ciudadanía. Muchas veces por negligencia, otras por sencilla crueldad. Por naturaleza ineficientes, pues  no son Ricks, han demostrado de plano un bajo nivel cognitivo. Quizás por ello existe lo de Por la Razón o la Fuerza. Porque no entienden o no quieren entender. Que esto es un conflicto social, no  una guerra y que la vasta mayoría de nuestros ciudadanos está de acuerdo con las manifestaciones. Cuesta aceptarlo, pero el fondo lamentablemente sigue superando a la forma distorsionada en que los miserables Mortys, niños criados por todos y nadie,se convierten en violentos representantes off the record del sistema político, cuya paternidad ni Piñera ni sus antecesores desean aceptar.
46916-chile-desperto-se-realiza-la-marcha-mas-grande
Chile: Cuentos de una ciudadela

Quisiera tener la fórmula del éxito, una ecuación que nos ayude a resolver este asunto espontáneamente. Ya saben, a lo Rick. Pero no hay tal. Una idea interesante es una Asamblea Constituyente democráticamente electa mediante plebiscito para reemplazar de lleno nuestra vieja Carta Magna. O sea, si una Constitución pudo hacerse en dictadura… es posible hacerla en democracia, duh? No es ilógico pensar que con la calculada certeza de un Rick y la sincera benevolencia de un Morty, un nuevo documento de estas características podría resultar bien. Sin embargo, mientras nuestro políticos no se sienten a escuchar y no observen con detenimiento lo que sucede, entonces es difícil encontrar la Paz que tanto dicen anhelar y aumenta el riesgo de que un personaje nuevo, un demagogo con oscuras intenciones se apodere de la Ciudadela, lo cual como muchos saben, no resulta nada bien.

Les recomiendo encarecidamente ver “The Ricktantlis Mixup” (Netflix) donde aparecen los Cuentos de la Ciudadela. Si me preguntan, uno de los episodios más icónicos de la serie y probablemente de cualquier sátira/drama político que puedan ver en TV. Ahí me cuentan si les parece, como a mí, que ya vivimos en the real Ciudadela. And that’s the waaay the news go.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s