Se acabó el chiste

 “No odio a los hombres” reconoce la comediante Hannah Gadsby en medio del show. “Les tengo miedo. No me siento segura entre ellos”. Sus confesiones en el stand-up “Nanette” (Netflix) generan un silencio incómodo en la sala, la incertidumbre previa al remate del chiste. La multitud se mantiene en vilo, asombrada y confundida. Una y otra vez. La famosa australiana, y reconocida homosexual, sin embargo, no perdona. “Esta tensión es suya, no los voy a ayudar”.

La tensión se transmite a todo el mundo. Nos estresa y revive en nuestra memoria casos como el de Nicole Saavedra, joven lesbiana, secuestrada y torturada, cuyo cuerpo fue encontrado en Limache hace dos años. Todavía ningún imputado. La familia de Nicole, con un colectivo feminista, fue a protestar el 5 de Junio al Ministerio Público y lograron conversar con el fiscal nacional Jorge Abbott y hacer avanzar la investigación. Dos años para eso!

“No me hagan perder el tiempo” reclamaba la humorista oriunda de Tasmania en su prodigioso monólogo. Porque no hay tiempo que perder, porque ya se ha perdido suficiente. Porque necesitamos la incomodidad de esta comediante, otra víctima de violencia de género quien ha recibido insultos, golpizas, y abusos sexuales. Sólo por ser mujer. Peor aún, lesbiana. Una”Incorrectly female”. Por eso asesinaron a Nicole. Por eso Gadsby “renunció” a la comedia. Que vergüenza, por la cresta. Sólo queda aceptar el tirón de orejas como sociedad, y enmendar nuestros errores. No le temamos a lo diferente. A fin de cuentas, es la única forma de aprender.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s