Sota el cel blau

Besalú es un pueblo medieval de la Comarca de la Garrotxa,  en la region prepirenaica de Catalunya, bastante conocido por sus hermosas calles, plazas y castillos sacados como de Juego de Tronos. Por esos parajes de antología cruzó un soleado día de julio de 1936 un joven capellán  para celebrar el cumpleaños de su estimada mare. Después de ese feliz receso volvió sus pies a su parroquia en Girona y la sonrisa desapareció de su rostro al encontrarla incautada y después hecha cenizas por anarquistas republicanos. Eran los comienzos de la guerra civil española. Pese al sufrimiento de su posterior exilio en Francia, siempre deseó la reconciliación para su pueblo. “La caritat ha de ser nostra arma única”, registró en sus memorias tiempo después. El sacerdote se llamaba Damià Estela i Molinet. Era el hermano de mi bisabuela Siseta y fue un gran defensor de la cultura catalana durante el franquismo desde el clero, una línea difícil de transitar sin ser tenido por izquierdista o revolucionario. Eran tiempos oscuros y exaltados para España y Catalunya.
Hoy en día, los resquicios del conflicto catalán no son de índole religioso, pero los estandartes de la violencia permanecen indemnes. La real represión policial española, frente al viejo nacionalismo, el comodín de la baraja de la oligarquía catalana. Pese al cariño a la tierra de mis ancestros me molesta como los poderosos juegan esta peligrosa carta para evadir responsabilidades legales y/o morales. En Girona, donde hay una calle con el nombre de mi tío Damià, se investiga un posible fraude por cerca de 15 millones de euros, gran parte de lo cual habría corrido bajo las narices de su ex-alcalde, Carles Puigdemont, el President de la Generalitat y principal motor del frenesí independista actual. Vergonya! Una vergüenza aquella desfachatez de esgrimir Madrid ens roba,  si quienes dicen ser los representantes de esta gran autonomía actúan con negligencia, imprudencia y corrupción.
gra229-barcelona-11-09-2016-formacion-de-un-castell-durante-la-manifetacion-de-la-diada-que-este-ano-se-ha-celebrado-bajo-el-lema-a-punt-a-punto-y-que-han-organizado-las-entidades-indepeTradicionales Esteladas y Castellers en la Diada catalana
Los perjuicios del belicismo irracional que otrora cobró tantas vidas, ya ha ocasionado estragos en las instituciones catalanas, partiendo por Caixabank y Sabadell, sus caballitos de batalla en la Bolsa que fustigados por sus inversionistas y directivos, huyeron despavoridos de su lugar natal. La Unión Europea también ha dejado claro que entrar a su baile sería mucho más complicado que abrirse paso en una tradicional sardana. Me preocupa, considerando que la cuna de Maragall, Serrat y Guardiola ha sido admirada como un epítome del progreso ibérico. Que se ha sacado tanto provecho en lo académico, turístico, editorial, financiero e industrial. Con toda aquella riqueza, obra y patrimonio de todos los catalanes y catalanas, de izquierda a derecha, católicos y ateos, desde la Besalú medieval a la Barcelona moderna. Espero que esta crucial semana el Govern  recuerde la deuda que tienen con su pueblo, que no son unos simples autoproclamados defensors de la terra, sino de todos los que habitan, respiran y aman sota el cel blau, bajo su cielo azul. Una abraçada des de Xile.
PD: Si les ha agradado este artículo no duden en darnos Me Gusta  🙂
 IMG_7582.jpgEl padre Estela (2do desde la derecha) visitando El Cerro Los Placeres, Valparaíso, en 1968 (foto extraída de su biografía por Joan Busquets i Dalmau)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s