Generación Touch: Porqué intervenir lo antes posible?

Hace poco celebramos el Día del Niño, aquella colorida fecha caracterizada por la abrupta  invasión de gremlins chillones y moquillentos a los malls, en busca de sus muñecas de Frozen (o sus equivalentes posteriores), vaciando góndolas y estanterías con una eficiencia digna de motín pirata o de influenza invernal.  Lo sé, el desenfreno infantil por esta pseudo-navidad de mitad de año, por muy molesto que sea para los viejóvenes moderados y taciturnos como yo, no es algo que sorprenda a nadie.  De hecho, me llamó mucho más la atención la cantidad de niños mansos e indiferentes que caminaban lentamente por los centros comerciales sin sacar nunca la vista de los smartphones y tablets  que le pasaban sus progenitores, que además de financiadores hacían de lazarillos de sus retoños. Incluso pequeños que con suerte llegaban a los 2 años transitaban en sus cunas, mirando ensimismados y boquiabiertos a la famosa chancha Pepa.

kids-screens-phones.jpg.838x0_q80

Aquel escenario fue un poco perturbador. Por ello me volqué a revisar  información sobre este fenómeno tan moderno, masivo y potencialmente comprometedor de la salud de los niños de hoy, que cada vez emulan más a los zombies y menos a esos locos bajitos que eramos en los 80’s y 90’s.  Estos denominados generación touch, generación Z o postmillennials, que podría definirse como el grupo de los nacidos a partir del 2000 , fueron partícipes del auge de los dispositivos táctiles. Particularmente el iPhone el 2007 que en Chile dio puntapie inicial para la masificación de los smartphones touch que irrumpieron rápidamente en miles de hogares de Chile, donde cerca de la mitad de sus habitantes tiene uno. Lo cual significa que en la familia promedio con 4 miembros al menos 2 personas (los padres por lo general) poseen uno de estos aparatos. A su vez un 40% de los niños de cinco años ya tiene acceso a un smartphone con internet. WTF!

baby-with-ipad-640x480

Atención! Este no es el típico ensayo inquisidor sobre la tecnología portátil, sino una reseña de las razones porqué debiéramos intervenir a la edad más temprana posible para así idear soluciones efectivas y realistas.  De verdad, no los culpo papitos millennials. Ustedes que crecieron, como yo, armando Legos y peinando muñecas cuando los celulares de nuestros viejos eran básicamente ladrillos con sonido. En ese entonces nos callaban con los tetes o poniendo lo que hubiera en TV (en mis primeros años no existía ni siquiera el cable). Pues bien, los tablets son los nuevos tetes, y al igual que con éstos, debiéramos darnos la lata de averiguar que perjuicios podrían causarles a nuestros niños. Porque ya no se trata de alteraciones de la deglución, sino que de un menú mucho más amplio de posibles problemas  en el desarrollo de sus habilidades mentales y físicas. Aquí algunos datos al respecto a las que podrían verse más afectadas. Esto será intenso. Agárrense fuerte.

ATENCION Y CONCENTRACION

7 types of people in classroom twenty questioner

La atención es la capacidad nuestra de seleccionar un estímulo (ej. el profe de mates hablando) y dirigir nuestros sentidos hacia éste, mientras la concentración es la capacidad de mantener la atención en ese estímulo durante un tiempo apropiado (ej. la hora de clases). Cuando los niños tienen problemas para atender y concentrarse en las tareas que realizan puede causar una disfunción en su desempeño (ej. notas deficientes). En algunos casos puede presentarse hiperactividad (ej. pararse constantemente en clases). Esto, en casos severos, podría tratarse de un Trastorno por Déficit Atencional Hiperactivo. Es una de las principales causas de consulta de salud mental para niños y adultos jóvenes en el país.

Entre 2009 y 2013 los casos de TDAH cubiertos por el sistema de salud público se duplicaron, pasando de 27.659 en 2009 a 52.895 en 2013 (aunque en mi opinión como médico está requete sobrediagnosticado, especialmente a nivel privado). El 2015, la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes de la ONU, situó a Chile en el top ten mundial de consumo de metilfenidato (Ritalin).

El TDAH tiene muchos factores y es un terreno de amplio debate, pero hay al menos un buen grado de correlación entre las actividades sedentarias que involucran pantallas y los signos de TDAH en jóvenes. Como los hábitos sedentarios se forman desde temprana edad y las pantallas son cada vez más accesibles y portátiles es importante que nuestros educados padres millennials pongan toda su atención/concentración en este aspecto 😉

LENGUAJE

El lenguaje verbal es una herramienta fundamental para el éxito académico, social y artístico de los niños. Desde que dicen “mamá” hasta que empiezan a disertar en el colegio o cantar en recitales navideños, hay un sinfin de etapas que maravillan a los padres. Como cada vez hay más muchachos que empiezan a usar las tablets antes de aprender a hablar,  es mandatorio actualizarnos respecto a sus repercusiones en dicha área.

En  la última reunión de Pediatric Academic Societies (PAS), se expuso un reporte postulando que estos niños “touch” pueden estar en mayor riesgo de retrasos en el habla. El estudio incluyó a casi 900 niños entre los 6 meses y 2 años de edad, detectándose que para cada aumento de 30 minutos en el tiempo de dispositivos “touch”, se encontró un aumento del 49% de riesgo de retardo expresivo del habla.

SUEÑO-VIGILIA

1

Los sueños a veces no son tan dulces para nuestros muchachos. En los niños entre los 6 y 36 meses de edad, por cada hora diaria que pasan con la tablet, reducen aproximadamente 26 minutos su sueño nocturno y a la vez aumentan en 10 minutos el tiempo dedicado a las siestas diurnas. Además, los pequeños   tardan más tiempo en dormirse a medida que aumenta su uso de estas tecnologías asevera una investigación en más de 700 familias del Reino Unido.

La falta de sueño tiene varios efectos adversos como limitar el rendimiento físico e intelectual, aumentar el riesgo de enfermedades mentales y accidentes, afectando en general la calidad de vida de nuestros chicos. Por eso es importante fomentar que duerman las  horas correspondientes de acuerdo a su edad.

 MOTRICIDAD GRUESA

giphy-downsized-large.gif

Las habilidades motoras gruesas incluyen los movimientos de los músculos grandes del torso y las extremidades (correr, trepar, saltar), cuya maduración están en directa relación con la cantidad de actividad física de los niños. Debido a que las actividades con sistemas digitales táctiles son intrínsecamente sedentarias, debido a que requieren un contacto visual y manual estrecho con la pantalla,  esto limita el cumplir con una actividad física apropiada.

Los niños chilenos son los más sedentarios a nivel mundial, según el reporte sobre actividad física de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de este año, el cual  midió el nivel de actividad física que realizan desde que nacen hasta que cumplen 18 años,y donde obtuvimos la peor calificación entre 38 países.

A la vez un 7,2% de los niños menores de 5 años de nuestro país tienen sobrepeso u obesidad, 1 punto por sobre el promedio mundial. Estudios han demostrado que los niños con sobrepeso y obesidad poseen un desarrollo psicomotor más lento en equilibrio (ej.  evitar caídas al caminar en línea recta) y esquema corporal (ej. cambios en marcha talón-punta de pie o realizar gestos específicos frente a un espejo) entre los 6 y los 10 años. Estamos por lo tanto corriendo el riesgo de formar niños más torpes que en el largo plazo desarrollarán problemas de autoestima y lesiones musculoesqueléticas que los pueden frenar en la búsqueda de afinidades por el deporte y la vida sana.

 MOTRICIDAD FINA

giphy.gif

Corresponde a los movimientos que los niños realizan utilizando los músculos pequeños de sus manos y antebrazos. (agarrar y mover un objeto, escribir, dibujar).

En los años de preescolar (kinder) es posible ver cada vez más niños con problemas para agarrar crayones con los dedos y aún más para iniciar el uso de tijeras.  Además el sedentarismo que compromete a la motricidad gruesa repercute en la fina.

El uso de tablets requiere muy bajo nivel de coordinación manual en comparación con otras actividades como el modelado de plasticina o el dibujo con crayones que pueden ya iniciarse a los 18 meses.

El desarrollo progresivo de dicho tipo de actividades son fundamentales para la coordinación y el desarrollo muscular para inicio posterior de la escritura, dibujo, pintura y otras tareas que requieran este tipo de destrezas.

INTERACCIÓN SOCIO-EMOCIONAL

giphy-downsized-large.gif

Si no enseñas a tus hijos a estar solos, sólo sabrán cómo sentirse sólos.” declara Sherry Turkle ,profesora de ciencia, tecnología y sociedad en el Massachusetts Institute of Technology , autora de Alone Together (Conectados, pero solos) y conferencista TED. Las conversaciones con las demás personas son la forma en que los niños aprenden a tener conversaciones consigo mismos y aprenden a estar solos.

Advierte a su vez sobre el riesgo de que los niños que no aprenden interacciones reales, que a menudo tienen defectos e imperfecciones, lleguen a aceptar que estas pantallas perfectas y brillantes les entreguen continuamente una falsa sensación de intimidad sin riesgo, en desmedro de otras actividades sociales.

El uso de dispositivos táctiles en la infancia temprana, especialmente antes de los 3 años, podría interferir con el desarrollo de habilidades sociales como la empatía y la resolución de problemas que normalmente se obtiene mediante la exploración, el juego no estructurado y la interacción con los pares.

HORA DE INTERVENIR: QUÉ PODEMOS HACER POR LA GENERACIÓN TOUCH?

giphy (1)

  1. Demos el ejemplo

Si estoy en el piso jugando con mi hijo, pero reviso mi teléfono cada cinco minutos, ¿qué mensaje le estoy enviando? El cuánto juegan los padres y hablan con sus hijos es un poderoso predictor de cómo se desarrollarán estos últimos. Los bebés intentan leer las expresiones en los rostros de los padres para  entender su mundo, y si esos rostros están inexpresivos e indiferentes, como suele pasar cuando están absorbidos en un dispositivo, puede ser extremadamente desconcertante para los niños. No se trata de estar presentes en todo momento, pero se necesita un equilibrio y estar más atentos a las expresiones verbales y no verbales de un niño.

     2. Pongamos límites

Las recomendaciones de la Academia Americana de Pediatría respecto al tiempo de pantalla de los niños son:

  • Menores de 18 meses, deben evitar el uso de pantallas (excepto video chat). Los padres de niños de 18 a 24 meses de edad que quieran introducirlo a medios digitales deben elegir programación de alta calidad, y verla con sus hijos para ayudarles a entender lo que están viendo.
  • De los 2 a 5 años de edad, debe limitarse a 1 hora por día de programas de alta calidad. Los padres deben acompañarlos para ayudarles a entender lo que están viendo y aplicarlo al mundo que les rodea.
  • De los 6 años en adelante, pueden tener tiempo de pantalla sin acompañamiento pero hay que poner  límites constantes en el tiempo empleado en los medios de comunicación en general asegurándose de que éstos sean apropiados a su edad y no afecten el sueño, la actividad física o la alimentación. Deben designarse los tiempos de desconexión en familia, tales como la cena, así como lugares de desconexión, como dormitorios.

     3. Dejémoslos jugar

Las guías de pediatría recomiendan al menos 1 hora de juego al día, el cual en niños es una actividad de tipo aeróbico y de fuerza, generalmente en intervalos cortos. Eso significa que no puede reemplazarse fácilmente con actividades extraprogramáticas deportivas puesto que estas son más repetitivas y sistemáticas, lo cual aburre rápidamente a los niños. A medida que ellos van mostrando interés en actividades más complejas y competitivas van desarrollando la disciplina para hacer la transición entre el juego y el ejercicio físico propiamente tal.

     4. Atentos a los signos

Para todos los padres es bueno saber los hitos del desarrollo psicomotor de sus niños. Si presenta retraso significativo en cualquiera de sus áreas debe consultar con su pediatra. En los más pequeños una excelente instancia son los Controles del Niño Sano, donde podrán explicarles al profesional de forma detallada sus preocupaciones y dudas pertinentes. Él médico según su condición podrá derivarlo al profesional que corresponda, como fonoaudiólogo, psicólogo infantil, kinesiólogo, etc.

 

colegios

Los Estados Partes convienen en que la educación del niño deberá estar encaminada a desarrollar la personalidad, las aptitudes y la capacidad mental y física del niño hasta el máximo de sus posibilidades – Convención de los Derechos del Niño (1989)

Si te gustó este artículo, te invito a seguirnos en Facebook 😉

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s